De vuelta a clases virtuales: siete consejos fáciles para proteger la salud visual de los niños

0
95

El bajo rendimiento académico, la falta de concentración, dolores de cabeza,enrojecimiento en los ojos y cansancio ocular son síntomas de alerta sobre problemas de visión.

La nueva modalidad de clases virtuales en la que la comunidad estudiantil se encuentra inmersa debido a la pandemia por el COVID-19, representa que los niños inviertan más tiempo frente a una computadora o celular; si bien esto trae múltiples beneficios en cuanto al desarrollo de habilidades, se requiere tomar en cuenta y de forma oportuna, acciones sencillas para velar por la salud visual de los niños.

Los problemas visuales son una de las causas del fracaso escolar ya que el 90% de la información entra por los ojos. El bajo rendimiento académico, la falta de concentración y atención, dolores de cabeza, enrojecimiento en los ojos y cansancio ocular son síntomas de alerta sobre problemas de visión.

Pese a estas molestias que generan las limitaciones de la vista, los niños muchas veces las ocultan o no se dan cuenta de que las tienen, lo que exige una atención mayor por parte de los padres.

“Una de las cosas más importantes en el proceso de aprendizaje es la visión ya que el niño utiliza su sistema visual para transportar la información leída al cerebro, en donde será interpretada y analizada. Una mala visión desencadena problemas de aprendizaje y fracaso escolar”, destacó Stephanie Acosta, optometrista de Gollo Ópticas.

Ante esto, Acosta comparte siete sencillos consejos que los padres de familia o responsables de los niños pueden poner en práctica para que el tiempo frente a computadoras o dispositivos electrónicos no representen un peligro para el buen funcionamiento de la vista.

  1. Velar por los descansos periódicos. Lo recomendado es que los niños realicen pausas de 20 segundos por cada 20 minutos de exposición a pantallas. Durante este periodo de reposo deben mirar objetos que se encuentren a 20 pies (o 6 metros) de distancia. El ojo descansa viendo de lejos.
  2. Prestar atención al buen parpadeo y evitar que los niños desarrollen una fijación continua.
  3. Analizar y ajustar el brillo y contraste de las pantallas que utilizan los niños para que estén en consonancia con la iluminación de la zona de trabajo.
  4. Evitar la iluminación del exterior cuando el niño utilice la computadora; si es posible, coloque el monitor de su computadora o pantalla de manera que las ventanas estén al lado, en lugar de enfrente o detrás de ella. El reflejo en las paredes y en los acabados de las superficies, así como los reflejos en la pantalla de la computadora también pueden causar fatiga ocular.
  5. Mantenga el monitor a unos 60 o 70 centímetros de distancia de los niñosy ligeramente por debajo del nivel de sus ojos.
  6. Dentro de lo posible, ajuste el tamaño de la letra al leer. Pregúntele al niño si puede leer sin dificultad lo que en la pantalla se presenta
  7. Analice la posibilidad de que el niño utilice anteojos para proteger la vista ante la exposición de luz de las pantallas o computadoras. Estos anteojos no contienen graduación, únicamente poseen un filtro para este tipo de luminosidad. Es importante destacar que para adquirirlos se debe contar con el acompañamiento de un experto. Quienes cuenten con anteojos ya graduados también pueden incluirles este filtro, siempre bajo la orientación de un experto.

Además, la experta en salud visual comparte las siguientes señales que pueden alertar que un niño sufre de problemas de la vista:

  • Entrecerrar los ojos: si el menor hace esto constantemente puede ser señal de que tiene un problema de visión, ya que ese movimiento les da un alivio temporal.
  • Inclinar la cabeza: esta es una compensación para intentar corregir el astigmatismo el cual consiste en una irregularidad de la córnea.
  • Dolores de cabeza: presentar dolores de cabeza se puede traducir como un esfuerzo adicional para compensar la visión borrosa.
  • Frotarse los ojos de manera repetida durante el día.