Guardacostas salvaron a dos pescadores y a una perrita de morir ahogados en aguas del Pacífico

0
120

La tarde de ayer, los guardacostas del Ministerio de Seguridad Pública(MSP), de la zona del Pacífico salvaron la vida de dos pescadores y de una perrita, quienes sufrieron un naufragio.

Los oficiales recibieron la alerta , y la unidad de patrullaje del Servicio Nacional de Guardacostas, de la estación de Caldera , fue despachada para prestar auxilio a las probables víctimas de la emergencia marítima.

Tras varios minutos de búsqueda, los Guardacostas del Pacífico ,ubicaron el sitio y para su sorpresa observaron solo parte de una lancha pesquera artesanal a merced del fuerte oleaje, para entonces a punto hundirse.

A pocos metros, los oficiales vieron a dos hombres y a una perra de blanco pelaje que flotaban a duras penas en una pequeña panga de madera, no apta para las condiciones del tiempo y corrientes en esa zona del Pacífico.

Sus vidas evidentemente corrían enorme peligro debido a la furia de las corrientes marinas. De no haber sido ubicados estaban condenados a naufragar, hundirse irremediablemente, según las autoridades.

La intervención de los guardacostas del MSP fue por eso mismo providencial.

La embarcación Andrea, matrícula P-009234 yace ahora en las profundidades del Golfo de Nicoya. Su recuperación, casi imposible.

Rápidamente, los guardacostas poniendo en práctica su conocimiento y profesionalismo, auxiliaron a los pescadores y a su mascota, la que llamaban “Tita” para tranquilizarla en medio rescate.

Poco después, la perra movía su cola y ladraba alegremente en la patrullera.

32-3, mientras los pescadores, Francisco Thomas y Jordan Torres, agradecían a los Guardacostas estrechando sus manos, aún temblorosos, pero a salvo de la furia del embravecido mar, y rescatados de una segura muerte.

Ambos son costarricenses, pescadores artesanales del barrio El Carmen de Puntarenas, a donde regresaron sanos y salvos gracias al Servicio Nacional de Guardacostas de la zona del Pacífico.