Policía de Fronteras y Guardacostas evitan destrucción de ecosistemas de áreas protegidas del Caribe Norte

0
48
  • Minae, Guardacostas y Fronteras han tenido que retirar 14 trasmallos del Refugio de Vida Silvestre Barra del Colorado durante los últimos dos meses 

•        Trasmallos no dejan reproducirse a diversas especies de peces en esa zona protegida 

•        Estas artes de pesca también atentan contra seguridad de la navegación cuando los colocan en las bocanas

Una nueva acción conjunta de la Policía de Fronteras y del Guardacostas, a fin de proteger los ecosistemas del Refugio de Vida Silvestre Barra del Colorado, permitió localizar y destruir gran cantidad de artes de pesca ilegales que estaban en esa zona protegida. 

La acción conjunta tuvo lugar dentro del área de protección en la laguna de Agua Dulce, laguna de En Medio y laguna de Atrás, todo lo cual se ubica en el distrito de Colorado, cantón de Pococí, Limón, donde las autoridades encontraron tres trasmallos con una extensión de unos 140 metros en total. 

Cabe señalar que las colocaciones de dichos artes de pesca son ilegales debido a la restricción que existe para colocarlas dentro del área del citado refugio. 

Los operativos para detectar y destruir estas redes son efectuadas las 24 horas del día, aunque muchos de los trasmallos son colocados en horas de la noche, por lo cual las autoridades deben redoblar esfuerzos tanto para prevenir que los coloquen en el agua como para detectar los que ya han sido colocados. 

Trasmallos atentan contra la reproducción del pez calva en plena temporada de desove 

Este tipo de redes impiden el ciclo de reproducción de peces como el calva, entre otras especies, el cual se encuentra en plena temporada de desove, pues estos artes de pesca le impiden nadar hasta los sitios de desove. 

De acuerdo con lo manifestado por biólogos marinos del Servicio Nacional de Guardacostas, es preocupante la disminución de la población de este pez en el Caribe norte, lo cual podría deberse a estas ilegales prácticas de pesca en la zona. 

En estos últimos patrullajes efectuados el fin de semana, los oficiales fronterizos y guardacostas ubicaron siete peces muertos tanto de pez calva como de otras especies dentro de los trasmallos. 

Estos especímenes fueron liberados, mientras que otros que aún estaban con vida fueron liberados y pertenecen a especies como palometa, lisa y calva.  

Cabe señalar que, como parte de las labores de protección de nuestra biodiversidad, la Policía de Fronteras y el Guardacostas, en conjunto con el SINAC han retirado, durante los últimos dos meses, 14 artes de pesca ilegales. 

Los citados cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública reafirman, una vez más, su compromiso con la prevención y conservación de los recursos naturales y pesqueros del Caribe norte. 

Los daños ambientales no son la única consecuencia del uso de estos ilegales artes de pesca, pues también son una amenaza a la seguridad de la navegación, pues cuando los colocan en sitios de alto tránsito de embarcaciones, como son las bocanas, podrían enredarse en las propelas de las naves y provocar graves accidentes. 

Cabe indicar que todos los trasmallos fueron destruidos tal y como corresponde en casos como estos, en los que ninguna persona suele hacerse responsable del uso de estas ilegales redes tan nocivas para el ambiente y la navegación de los habitantes de la zona y turistas.